Desnúdate de una vez, joder. Hazlo de nuevo. Prueba una y otra vez. Hay que jugársela para saber si merece la alegría. Arriesgarse a que salga todo mal cuando va bien, a no tener miedo nunca más del después. Y no, no me refiero a hacer un Pedroche. Que oye tampoco es que esté ni bien ni mal. A quién no le guste que no mire que para eso es su cuerpo y ella libre de hacer lo que quiera con él.

image

Lo que yo pido es un desnudo integral. Que si lo vamos a hacer que sea quitándonos todas las capas. Una por una y ya si te atreves todas a la vez. Con coraje y valentía. Acercándote a lo que de verdad te hace feliz. Que te entregues a lo que te gusta sin dejar de ser tú. Pero que si vas a ir, ve a por todas, déjate de excusas. Tú sabes cuando sí y cuando no.

El problema es que ya no hay huevos a poner el corazón por delante. Es más fácil quedarte donde estás. Ahí. Quieto. Parado. Callado. Pensando y haciendo lo que haces siempre. Puede que te encuentres a salvo pero créeme cada día un poquito más muerto.

Déjate de confort que para racionalizarlo todo siempre estamos a tiempo pero para lo otro puede que lleguemos tarde.

Deja tu alma en carne viva y verás lo que pasa.

image

Pero no. Tú insistes en seguir construyendo muros. Murallas. Un búnker que te proteja del dolor. De tus miedos. Y tu mochila bien llenita de piedras no vaya a ser que venga el huracán Ana y te lleve por delante y ahí ya si que la cagaste. Pues déjame decirte que nunca se pierde si la vida te ha enseñado a aprender. Que hay que dar gracias por cada piedra encontrada porque te ha llevado a ser lo que eres. Un ser especial y único que por más muros que construyas a tu alrededor nadie está a salvo. Ni siquiera de nosotros mismos. Porque cuando tenga que ser, será, y lo único que podrás hacer será mirar tu desnudo al completo….aceptarlo…amarlo…sentirlo…vivirlo…

Da igual dónde y cuánto tiempo te resguardes pero si lo vamos a hacer al menos aprendamos a mimarnos solitos para luego poder mimar a otros de la manera más sana posible.

Desnúdate. Déjate ser. Piel con piel. Báñate en la lluvia o en vinagre si quieres. Limpia tu alma de los sentimientos que quedaron a medias y no quisieron irse en su momento. Abre bien tus ojos y con la cabeza bien alta coge el próximo avión y vive tu vida contigo, con quiénes estén. Despega y no pares porque hoy puede que estés completo pero mañana puede que te falte algo muy importante y ahí si que ya no hay vuelta atrás.

Hace un año estaba cobrando las consecuencias de un viaje a Bali que decidí hacer a cuestas con una enfermedad y fue lo mejor que pude hacer, pero a la fuerza aprendí que sólo en este preciso momento somos eternos…infinitos… mañana nunca se sabe. Liberate del pasado. Deja ir lo que quiera salir. Vive ahora y deja paso a lo nuevo que está por llegar.

Vive y Haz que ViVan

FeliZ 2018 ValienteS

CaroL

× ¿Cómo puedo ayudarte?