Yo no quiero a alguien que me diga que todo irá bien, prefiero a alguien que me mire a los ojos y me diga: todo está jodido pero aquí me quedo porque te quiero, te elijo y te volvería a elegir. Porque merece la pena y la alegría, por tus sonrisas y lágrimas que hacen que me contagie y me pegue a tu mierda con más fuerza porque si tú estás hasta el cuello yo también lo estoy. Que me estruje y me diga que es una putada, no te lo mereces, qué injusta es la vida pero confíe por encima de todo en mis capacidades. Que con una mirada pueda desnudarme el alma. Que me cuide por encima de todas las fiestas y me soporte cuando ni yo misma me aguante. Que me bese hasta romperme los labios y pintarnos de rojo. Quiero noches sin tele, sin móvil… con música, copas y a lo loco, solos tú y yo…

image

No quiero San Valentín por un día, lo quiero en mi cama y en cada esquina. Lo quiero en mi vida. Quiero sentir ese canal de energía entre tu mano y la mía. Que fluyan nuestras imperfecciones y se conviertan en mejores amigas. Que me quieran con mis luces apagadas y aunque la llama disminuya siempre quede la chispa y no las cenizas. Que luche luche y luche. Y yo me una a su fuerza con nuestra melodía de la vida. Que conozca la peor versión de mí misma y aún así se muera por comerme enterita. Deseo ese cruce de miradas y que en nuestro lenguaje nunca existan las preguntas cerradas, no quiero un: «¿qué tal?», qué pregunta es esa y aún peor; «bien» (error), respuesta incorrecta. Yo quiero saber qué y cómo te sientes, hasta el punto que te desnudes ante mí de pies a cabeza. Sin miedos. Sin rodeos. Hablar de sentimientos y no sentimientos porque sepas de sobra que conmigo estás a salvo. Sin juicios ni ofensas me pondré en tu piel. Pero no somos perfectos, ni quiero, la perfección aburre, al fin y al cabo lo que importa es que seas perfecto para mí o para ti que me estás leyendo. Quiero un hombre. Más de hechos que palabras. Con los pies en la tierra y la cabeza en las nubes para que nuestra retina le pueda a la rutina. No quiero regalos. Quiero momentos, risas, llantos, besos, caricias en la espalda, abrazos y descubrir el mundo de tu mano. ¿Pido mucho? Pues eso daría…

image

Estar junto a ti pero siendo libre. Tú. Yo. Formando el mejor de los equipos basado en confianza y respeto. Y poder recorrer tranquilamente cada uno su camino. Creciendo por separado pero a tu lado y que primero te ames mucho para poder amarme mejor y no tanto. No quiero una sombra. Quiero un mano a mano. Codo con codo. Compartirnos. Nutrirnos juntos pero con espacios, porque ni tú eres mi media naranja ni yo tu medio limón.

We are 1️⃣➕1️⃣= 2️⃣…

…amantes, amigos, compañeros de vida y locuras, cómplices, confidentes, …¡qué lo quiero todo contigo leche! pero también quiero esa distancia cercana que me permita admirarte como la gran persona que eres, a tu lado y desde fuera. Quiero verte crecer, feliz y completo. Y yo formar parte de ello.

 

Amor es…saber que podemos solos, pero elegir caminar juntos. Es saber que ya estamos completos, pero elegir compartirnos. Es saber que somos distintos, pero volver a elegirnos.

image

Carol